INTERINOS EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

El debate sobre la ilegalidad de los contratos de larga duración de las trabajadoras/es interinos en las administraciones, está más que superado con la multitud de sentencias declarando a los trabajadores demandantes como Indefinidos no fijos. El foco ahora está en los procedimientos de cobertura de algunas de las plazas con personal de carácter fijo. 

La situación, -tras años de políticas de destrucción de empleo público por los gobiernos tanto del PP como del PSOE-, es la de un alto porcentaje de trabajo inestable. La multitud de demandas por parte de ministerios, C.C.A.A y ayuntamientos, la mayoría de ellos del propio PP, ante la insoportable situación de toda la administración respecto al personal interino y la falta de personal, llevaron al gobierno de Rajoy a firmar un acuerdo con los sindicatos mayoritarios para la conversión de parte de ese empleo temporal en fijo, permitiendo a todas las administraciones abrir procesos para cubrir una parte de las plazas ocupadas por interinos, y aumentar la tasa de reposición para este año en algunos servicios.

Después de años sin sacar ninguna plaza, en muchas administraciones se han abierto procesos de consolidación, o están a punto de abrirse. Esto genera una nueva situación en la que la derecha sindical y el oportunismo de algunos sectores han generado un debate sobre la forma de acceso. Se desvía así el foco de atención de lo que desde COBAS consideramos esencial: las plazas que salen son inferiores al número de trabajadoras/es interinos que están trabajando actualmente en las distintas administraciones y queda lejos de recuperar las plantillas que se han amortizado en estos duros años de recortes. 

Por ello el debate principal desde un sindicato de izquierdas, no puede centrarse sólo en la forma de acceso. Tenemos que dar un paso más y exigir que se cubran la totalidad de las plazas presupuestadas y todas aquellas amortizadas como consecuencia de los recortes. Si además de eso las empresas y servicios privatizados vuelven a ser públicos, el número de plazas sería infinitamente mayor, con lo que el personal interino tendría muchas más probabilidades y se reforzaría un servicio que se encuentra cada día más deteriorado. 

En cuanto a la forma de acceso habría que sacarlo del debate, ya que lo único que hace es dividir el movimiento y romper la unidad de acción.

Si somos capaces de organizar una gran movilización estatal en base a unos puntos básicos como los expuestos arriba, y salimos a las calles en todo el estado junto a los cientos de miles de trabajadoras y trabajadores, serán estos los que en definitiva decidan cuáles serán los procesos de selección. De no ser así, las cartas ya están echadas y las administraciones adaptarán cada convocatoria a sus propios intereses, en la mayoría de los casos con el visto bueno de los sindicatos como meros notarios. 

Desde COBAS hacemos un llamamiento a la movilización de los trabajadores públicos en defensa del empleo fijo, contra la privatización y por un sistema justo de acceso.

                                                                    

LUCHANDO, SI SE PUEDE

OPERACION CHAMARTÍN, NUEVA CONCESIÓN DE AHORA MADRID A LA DERECHA ECONOMICA

AHORA MADRID AL SERVICIO DE LAS CONSTRUCTORAS

El abandono de los Círculos en PODEMOS, el alejamiento de la realidad, de la calle y del contacto con los barrios de trabajadoras y trabajadores, están facilitando el rumbo de la derechización del equipo de gobierno de Ahora Madrid, que está llegando a limites insospechados. Situándose en muchas ocasiones a la derecha del PSOE de Madrid. La supuesta alternativa de izquierdas, está siendo absorbida por la realidad de la moqueta y los poderes económicos.

Pronto han dejado de lado a los desahuciados, a los trabajadores y trabajadoras de los barrios que les pusimos a dirigir el ayuntamiento. 

Sólo hay que darse una vuelta por los distritos como Tetuán, Vallecas, Usera, Carabanchel, etc. donde el número de desahucios han aumentado, dónde las calles sólo se limpian de vez en cuando, dónde las aceras e infraestructuras están destrozadas.

Si uno se pasea por Salamanca-Recoletos, Retiro-Jerónimos, por Chamartín_Viso-Castellana, etc podrá ir descalzo sin sufrir un sólo arañazo, ni una grieta en las aceras, ni un sólo bache, limpio, de hecho estás en otra ciudad, porque en el Madrid del 2018 conviven tres ciudades, la ciudad de los ricos, la ciudad del turismo y la ciudad de los que pagan todo eso, la ciudad de los pobres. 

Nada nuevo si no fueran los políticos del cambio los responsables de mantener y promocionar una ciudad de clases, una ciudad que expulsa a los trabajadores y trabajadoras a la periferia, fuera de la ciudad de Madrid.

Pero los concejales del equipo de gobierno, los concejales del cambio, están en otros menesteres, están ahorrando dinero de servicios públicos, para pagar a la banca, para impulsar las ganancias de las grandes empresas inmobilarias. En definitiva trasladando una parte sustancial de los recursos de todos los madrileños, para sustentar a los bancos y grandes empresas que operan en Madrid.

Una de las piedras angulares, una operación que va a dar el Pistoletazo de salida y de no retorno, que ahonda en las bases de este modelo de ciudad, es la Operación Chamartín. 

Una concesión que con el dinero del pueblo van hacer los concejales del cambio a la gran banca, suena irónico pero no lo es. 

En concreto a BBVA a través de ADIF que en un momento en el que está teniendo perdidas con las inversiones en el AVE, se va a ver rescatado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Una vez mas vemos como desde las instituciones salen los recursos para ayudar a las grandes empresas, este debe de ser el Si Se Puede que se defiende desde Ahora Madrid.

Mientras que las cifras de desahucios siguen siendo escandalosas (aunque han desaparecido de los medios de comunicación), mientras que Ahora Madrid sostiene sueldos y condiciones de miseria de los servicios privatizados, contratos parciales entre su personal, barrios abandonados, sin infraestructuras, etc. regalan a la mafia empresarial 1,7 millones de metros cuadrados de suelo de todos los madrileños.

¿Para hacer vivienda pública? No, para construir 26 grandes Torres como las Kio, 8000 viviendas de lujo, …

Y todo eso construido con mano de obra barata, con subcontratas de subcontratas, es decir con el dinero y el sudor de trabajadores explotados por las constructoras y avalado por los concejales de Ahora Madrid.

En definitiva, una apuesta por un modelo de ciudad excluyente, por una economía especulativa del ladrillo y que ahonda en la explotación de los trabajadores.

Desde COBAS, haremos todo lo que esté en nuestra mano para intentar participar y coordinarnos con organizaciones, asociaciones y sindicatos de izquierda de Madrid para luchar contra el proyecto especulativo de la Operación Chamartín. 

Y exigir a Ahora Madrid y PODEMOS un giro en su política de claudicación, mediante un verdadero programa municipal de izquierdas, que incluya un plan de construcción de viviendas municipales con alquileres asequibles y en caso de necesidad comprobada gratuito, la realización de un plan de choque con inversión en los barrios obreros, la remunicipalización con subrogación de los servicios privatizados por el PP, una reordenación urbanística enfocada a los vecinos no al turismo, la especulación y los negocios privados.

¡CONTRA LA ESPECULACIÓN!

¡POR UN VERDADERO PROGAMA MUNICIPAL DE IZQUIERDAS!