EL ENGAÑO DE LA FUNCIONARIZACIÓN ¿QUÉ HAY DETRÁS DE TODO ESTE MONTAJE?

Con la promesa del “paraíso de la funcionarización” se está intentando justificar los recortes al personal laboral, recortes de empleo, promoción, traslados, precio de trienios, etc.

¿Pero, qué es un proceso de funcionarización?

No es más que un proceso por medio del cual una serie de plazas que figuran como laborales se transforman en plazas de carácter funcionario. Otra cosa es quienes ocuparán esas nuevas plazas, ya que para adquirir la condición de funcionario es necesario que se cumplan una serie de condiciones marcadas por ley: a) Superación del proceso selectivo.

b) Nombramiento por el órgano o autoridad competente, que será publicado en el Diario Oficial correspondiente, en nuestro caso en el BOAM

c) Acto de acatamiento de la Constitución y, en su caso, del Estatuto de Autonomía correspondiente y del resto del Ordenamiento Jurídico.

d) Toma de posesión dentro del plazo que se establezca.

Estos procedimientos se pueden realizar de varias formas, transformando los contratos de lxs trabajadorxs laborales que ya están ocupando esas plazas en nuevos contratos como funcionarios mediante un procedimiento especifico, o como en el caso de las convocatorias de Operarios que está en marcha se sacan directamente como plazas de funcionario para que las ocupe nuevo personal.

En definitiva, hay que separar el concepto de plaza y la persona que la ocupa. En estos momentos la idea de la corporación es sacar las nuevas plazas transformadas a plazas de funcionarios. Pero no todas, solo las que se han acordado como oferta de empleo

¿Qué trabajadorxs se reconvertirán en funcionario?

De las plazas cubiertas con personal, quedan excluidos de los acuerdos, todo el personal de verano, todos los contratos de fin de semana, jornadas parciales. Es decir, solamente se ofertará a los fijos con jornada completa, del resto ni la plaza ni quienes las ocupan se convertirán en funcionarios.

Pero además de las plazas que son susceptibles de ser cubiertas por funcionarios, hay que descontar todo el personal que no cuenta con las nuevas titulaciones que han implantado con el acuerdo de clasificación, que son superiores a las que se les requirió en la convocatoria que aprobaron. Y los que tengan las nuevas titulaciones, además que superar una convocatoria, que como siempre para los de abajo será un examen, mientras que a las categorías altas lo más probable es que les baste con algún trabajo o similar. Ya veremos en qué condiciones salen, desde luego si la referencia es la de Operarios los que quiera pasar lo va a tener crudo.

Una vez culminado los planes de la corporación a los que UGT, CCOO y CSIF han dado su visto bueno, habrán pasado a funcionarios menos de 200 trabajadorxs fijos que actualmente trabajan en el Servicio Municipal de Deportes. Y posiblemente la cifra sea bastante menor.

Es decir el prometido paraíso solo será alcanzado por unos pocos, eso sí a costa de los recortes para la mayoría de los trabajadorxs. ¡Bonito cambio!

¿Por qué ese interés en Funcionarizar a unos pocos a cambio de recortes para el resto de plantilla?

El porqué lo hace la corporación no lo sabemos, aunque podemos deducir qué saca de todo esto.

Para empezar obtiene un ahorro en el pago de trienios, se rebaja a la inmensa mayoría de la plantilla, de hecho un operario en lugar de los 39 € que aproximadamente le corresponderían por cada nuevo trienio, desde Julio está cobrando 14 €, cifra que en esa franja salarial es significativa. Pero todo esto va más allá de una cuestión económica, o clasista, detrás se esconde una transformación del servicio cuyo objetivo a medio plazo es la desaparición de la gestión publica en deportes.

Para empezar, y con la ceguera o complicidad de los sindicatos mantenidos, están desmontando cualquier capacidad de reacción de lxs trabajadorxs. Han creado una desconexión absoluta entre trabajadorxs y organizaciones sindicales, han dividido a la plantilla con falsas promesas de salvación para algunos pequeños colectivos, frente al abandono de miles de compañerxs a su suerte, a cientos de lxs cuales se les plantea una ruta que les conduce directamente al paro.

Si hasta ahora hemos sido capaces de mantener el grueso del servicio de deportes en gestión pública y el mantenimiento de las plazas ha sido únicamente gracias a la lucha de sus trabajadorxs. Eso sí, en su momento contaron con sindicatos fuertes, que a pesar de la oposición de una parte sindical, tiraron para adelante con movilizaciones y huelgas. Pero ahora la cosa es distinta, mientras la corporación sigue sin pausa con su política de privatización, los sindicatos mantenidos por la corporación callan, miran para otro lado o colaboran tapando la situación colocando directores a dedo, en lugar de dar la batalla.

La realidad es que hay 10 nuevas instalaciones deportivas de nueva construcción que vienen con gestión privada. Con una lucha organizada y seria como en otras ocasiones, seriamos capaz de revertirlo e incorporarlas a Deportes con gestión 100% pública. Eso supondría un reforzamiento del servicio público de Deportes, una garantía de continuidad del servicio y de los puestos de trabajo actuales, cientos de nuevas plazas, abriéndose oportunidades para traslados, promoción, plazas para dar una salida digna a nuestros interinos, etc.

Pero nada hemos oído decir a UGT, CCOO, o CGT al respecto, eso sí intentarán colocar de nuevo a directores a dedo en las nuevas instalaciones privatizadas.

El problema no es únicamente el que se regalan instalaciones a la empresa privada, es un palo más que se añade a las ruedas del servicio público. Ya tenemos servicios completamente integrados en las instalaciones realizando trabajos que nos han ido quitando. En todas las instalaciones tenemos empresas y club privados haciendo uso de nuestros centros, con acceso a nuestras instalaciones y material, que día a día se va extendiendo y normalizando. Todo, a costa del deterioro del servicio, y del empleo público, Técnicos de mantenimiento, Técnicos Deportivos, Operarios, etc. Y en breve Taquilleros.

No se trata solamente de una cuestión ideológica, de público o privado y del negocio a costa de las arcas públicas que eso conlleva, que sería ya suficiente para combatirlo desde la izquierda sindical. Además supone una rebaja de las condiciones laborales de los trbajadorxs que nos sustituyen, con jornadas más largas, menores retribuciones y peores condiciones laborales. Qué debería igualmente combatir cualquier sindicato que se considere de izquierdas y de clase. Todo a la vez que se pierden puestos de trabajo mientras que al personal interino se le muestra la puerta de salida hacia el paro.

Nos siguen vendiendo que la funcionarización obstaculiza la privatización, si realmente se lo creen están demostrando su torpeza sindical, y si no directamente nos quieren engañar. La funcionarización no solo no paraliza la privatización, sino que tal como está planteada es parte de la estrategia para seguir privatizando y recortando derechos.

El camino no es esta funcionarización, si realmente se quisiera equiparar derechos con los funcionarios, con abrir los procesos internos de promoción y ascensos a todo el personal laboral del Ayuntamiento sería suficiente, el resto son engaños y manipulaciones. Abriendo estos procesos a todos, y facilitando el acceso a funcionario a quien quiera, sin excluir a nadie, estaríamos avanzando por el camino correcto de la integración real en el Ayuntamiento. Lo que han pactado, desmonta sus argumentos, ya que deja fuera de cualquier posible integración plena a la mayoría aplastante de la plantilla.

Si queremos evitar pagar la factura los de siempre, es necesaria una auto-organización y participación de una mayoría amplia de trabajadorxs. Tenemos que comprender que esto es un problema de todos, no es un problema de interinos, no es un problema de los de verano, ni de operarios, ni de socorristas, etc, es un problema de todos y no solo de instalaciones. Lo mismo les pasa a lxs compañerxs de la sanidad, a lxs del transporte, al resto del Ayuntamiento, etc la solución solamente está en nuestras manos, se acercan tiempos duros para los que estamos a este lado, a la clase obrera que a pesar de sacar adelante el país arriesgando las vidas, transportistas, limpiadorxs, sanitarios, agricultores, tenderos, etc somos los que vamos a sufrir los recortes, en salario, en jubilación, y en todos los derechos laborales.

Tenemos que crear estructuras de autodefensa abiertas a todxs, sin excluir a ningún sindicato u organización de izquierdas para organizar la defensa. No hay salidas individuales.

Los ataques y recortes que se justificaron con la crisis del 2008 va a ser un juego de niños comparada con la nueva situación de crisis económica y rapiña que nos espera.

Querámoslo o no, la confrontación y la lucha es inevitable.

Cuanto antes nos preparemos y organicemos, mejores resultados obtendremos.

Desde COBAS estamos poniendo todos nuestro esfuerzo y recursos para que los trabajadorxs puedan participar y organizarse.