AhoraMadrid y los Sindicatos subvencionados ratifican el convenio del Partido Popular

Gallardón, Botella y ahora Carmena coinciden en su política de personal, para ello cuentan con la ayuda inestimable de las cúpulas sindicales de CSIF, CC.OO y UGT

Con la firma del Acuerdo Convenio se santifica la política de personal implantada por los gobiernos del PP durante los últimos 20 años. Hemos pasado del ¡Sí se Puede!, al ¡Todo sigue igual! con total naturalidad. 

No podemos obviar que detrás del Acuerdo Convenio se esconde una hoja de ruta cuyo destino es la desaparición de una parte de los servicios públicos y su privatización. 

Ayuntamiento y sindicatos, mientras que con una mano firman cláusulas engañosas de mantenimiento de la gestión pública, con la otra privatizan sin pudor. Utilizan las armas de cualquier trilerx callejerx, el despiste para que parezca que es lo que no es. Poco han tardado lxs ediles de Ahora Madrid en aprender a utilizar el engaño y las verdades a medias para tapar sus vergüenzas. Pero nada de ello sería posible sin la inestimable colaboración de sus partenaire (colaboradorxs sindicales).

Hemos perdido un momento histórico para demostrar que la izquierda de Madrid tiene un proyecto de relaciones laborales y de gestión que se diferencia sustancialmente del modelo del PP. 

Un modelo participativo, revolucionario, en el que las relaciones entre trabajadorxs se alejen del modelo de los cuarteles y se acerquen al sentimiento del 15M que llevó a Ahora Madrid a la Alcaldía. Se ha optado por renunciar a cualquier avance apostando por un acuerdo conservador y clasista, perpetuando los recortes de personal, el amiguismo, y la distinta vara de medir según la posición que se ocupe en el escalafón.

En el Acuerdo Convenio no hay un sólo avance significativo, ni siquiera llegamos a recuperar las condiciones anteriores al Acuerdo Cangrejo, que tantos y tantas compañeras rechazamos; apenas nos devuelven los dos puentes y los dos días por convenio, eso sí, todo con un texto farragoso.

Además se continua con un intento de venta de tiempo por dinero, lo que se traduciría en un aumento  real de la jornada de colectivos que trabajan fines de semana alternos, pero una vez más se excluiría al personal a tiempo parcial con contrato de fin de semana.

En definitiva la derecha vuelve a ganar con un acuerdo totalmente asumible por PP, Ciudadanos o VOX, y una oportunidad perdida para lxs que se autodefinen como de Izquierdas o progresistas.

ENTRANDO EN MATERIA

Para empezar, el texto es conscientemente farragoso, lo que lleva a distintas interpretaciones; pero hay una que siempre está clara, la corporación tiene la última palabra y en cualquier momento puede modificar derechos que se nos están vendiendo como conquistas, como por ejemplo los dos días que nos faltaban de los 8 de asuntos propios: para decir que se pasan de 6 a los antiguos 8 días se escribe un folio y medio.

En Selección y Desarrollo profesional, más de lo mismo, ni un sólo avance significativo. En definitiva un copia y pega del anterior y algún añadido obligado por ley, que ya se recoge en el TREBEP.

Ningún compromiso de un control real de las listas y bolsas, o la convocatoria automática en caso de que estas se agoten.

Ningún guiño a lxs trabajadorxs que habiendo aprobado una convocatoria, y a lxs que mediante el acuerdo de clasificación se les ha cambiado la titulación exigible, puedan concursar en traslados, promoción, etc.

Ninguna mención a lxs interinxs de larga duración que, debido a la irresponsabilidad de la corporación llevan años trabajando con nosotros, y que ante una oposición se quedarán fuera.

Se continua y santifica los nombramientos a dedo, eso sí con la participación de los sindicatos en el reparto del pastel.

Se renuncia a la equiparación de los trienios, demanda histórica de los sindicatos de clase en la administración pública.

Se renuncia a la necesidad legal de los laborales de llegar a acuerdos con los representantes de lxs trabajadorxs a la hora de cualquier modificación de la RPT.

Se renuncia a la obligatoriedad de llegar a acuerdos en materias que recoge el Estatuto de lxs Trabajadorxs para laborales y se anulan partes fundamentales de las funciones del Comité de Empresa (Único órgano elegido por y entre lxs trajadorxs).

Se permiten jornadas superiores a las 35 h.

Si así lo determina la dirección y por necesidades de servicio, se podrán trabajar los días de libranza. 

Con carácter general y de ordinario no se trabajarán más de siete días consecutivos, a salvo de lo que en esta materia se establezca en acuerdos específicos.

Se reduce el periodo de descanso entre turno y turno de 14h a 12h, rebajándolo a cómo marca el ET y renunciando a lo establecido en convenio anterior.

Se intenta vender los días de compensación por trabajar domingos y festivos, aumentando la jornada anual de estxs trabajadorxs. No se establece ningún mecanismo de control, por lo que nos tememos que pasará como ya pasó con las horas extraordinarias en algunos servicios: compañerxs que las tuvieron que hacer nunca las cobraron y otrxs las cobraban de forma habitual y sin un mínimo de control serio, he incumpliendo la empresa los tramites que exige la ley. No obstante todo esto está en el aire, porque aunque los sindicatos dicen que se ha cambiado los días por dinero, en ningún lado lo pone y de hecho la corporación niega que eso sea así.

Por otra parte, se dejaría nuevamente fuera de este abono al personal a tiempo Parcial de Fin de semana y sin ningún tipo de regulación especial.

Aparece que se estudiará la posible desaparición del grupo E de funcionarixs, la creación del grupo B y el estudio del C. Si realmente estuvieran interesadxs en modificar el grupo E y C se podría haber metido en convenio sin mayor problema. Cosa distinta el grupo B que tiene que ser creado por la CAM. Por lo que todo suena a un nuevo brindis al Sol.

El resto del texto fortalece la posición de la empresa frente a los trabajadorxs y posibles reclamaciones, y deja para unos futuribles desarrollos sin ningún tipo de compromiso los temas que podrían ser de mayor interés para lxs trabajadorxs.

En definitiva y como decíamos al principio, una oportunidad perdida para haber implantado una regulación progresista e innovadora que ilusionara a los trabajadores con la posibilidad del cambio real. Pero para eso hacía falta una visión y propuestas desde la izquierda y no una apuesta por el continuismo de la política en personal del PP.

¡Sin Asambleas y sin participación, la empresa vuelve a ganar!

¡La falta de participación democrática de lxs trabajadorxs, continua debilitando al movimiento sindical!

¡ Por un sindicalismo de clase sin dependencia económica del patrón !

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

AHORA MADRID ASUME LA POLÍTICA DEL PP

La pasividad en estos cuatro años de gobierno del equipo de Manuela Carmena hacia las condiciones laborales de los trabajadorxs municipales demuestra, por la vía de los hechos, el escaso interés y la nula empatía de Ahora Madrid por mejorar la vida de sus trabajadorxs.

Esta situación ha llevado a una falta de propuestas y objetivos, con la consiguiente improvisación. Y lo que es más grave, delegando su responsabilidad política en los altos cargos del ayuntamiento, funcionarios de alto rango, ideológicamente contaminados por años de trabajo en el entramado funcionarial heredado del franquismo, lo que ha supuesto un encorsetamiento del desarrollo de cualquier política verdaderamente progresista.

Como consecuencia de ello, la ruta marcada por los técnicos municipales no es más que una continuidad de la política de personal del PP, claramente encaminada a allanar el terreno de la privatización de servicios y al fortalecimiento de los grupos y niveles más altos.

Como siempre, con la llegada del final de la legislatura, llegan las prisas. Ahora Madrid, copiando las estrategias electoralistas de los partidos del régimen, configura un plan para, en tres meses, y a modo de campaña electoral, sacar una serie de acuerdos para intentar recuperar los votos que han ido perdiendo durante estos cuatro años.

El problema es que ,como dice el refrán, “las prisas no son buenas”. Lo que podría haber sido una buena oportunidad para los trabajadorxs, Ahora Madrid lo ha convertido en una chapuza sin precedentes, que está generando el efecto contrario al que buscan: desilusión y desconfianza hacia las fuerzas del cambio.

La negociación por sectores, el abandono de los trabajadorxs con menos recursos y peores condiciones, la continuidad con la política de privatizaciones y de recortes en plantilla, el reparto de puestos y cargos, etc…, alejan a un amplio sector de trabajadores de Ahora Madrid, y por consiguiente de PODEMOS.

No se puede asumir que todo acuerdo lleva consigo una pérdida de derechos. Con un gobierno teóricamente de izquierdas, la situación no es aceptable desde el punto de vista sindical ni desde el político. Se imponen cambios en las relaciones laborales, de consolidación de empleo, de cambios de normas. Por el momento, en todos los acuerdos se introducen recortes, casualmente hacia las categorías peor retribuidas.

 

NO A LA VENTA DE DERECHOS

APROBACIÓN DE TODOS LOS ACUERDOS EN ASAMBLEA

 

LA BATALLA DIARIA PARA MANTENER UNA COHERENCIA POLÍTICA

El capitalismo, como dueño del aparato del estado, emplea todos los recursos públicos y privados para configurar un pensamiento único y uniforme, que garantice y no ponga en entredicho el sistema que tantos beneficios les genera.

Las leyes, los jueces, las fuerzas de seguridad, los medios de comunicación, la educación, etc. nos bombardean continuamente con lo que es o no correcto y la forma en la que debemos pensar y actuar.  La escuela, el instituto, la universidad, la tv, el cine infantil especialmente pero también el adulto todo sigue un mismo patrón salvo  alguna excepción que conscientemente permiten   aparentando una pequeña  de muestra democrática, eso si, sin demasiados excesos.

Por ello,  ser feminista, marxista, comunista, solidarioen definitiva, proponer cualquier alternativa a este régimen dominante y responsables de las mayores atrocidades ocurridas en la historia de la humanidad, se convierte en una batalla diaria, una lucha sin cuartel con uno mismo y los prejuicios que el sistema nos sella a fuego desde pequeños.

El intento de mantener una linea filosófica, de pensamiento y de actuación, se convierte en un acto heroico diario, con multitud de contradicciones que chocan con frases, que como papagayos del sistema te machacan una y otra vez, desde tu propio compañero a la tv, de la radio a las redes sociales,… Pufff.

Para ganar esta primera batalla diaria, por el simple saneamiento de nuestro cerebro, las trabajadoras y trabajadores contamos con dos armas que unidas son las únicas capaces de darle una coherencia a nuestra existencia y a la lucha contra el capital; la formación política y la organización.

Sin organización y formación política todo se distorsiona, se justifica o se cede. Por eso es fundamental crear organizaciones democráticas, independientes del sistema (el capital)  compuestas  por mujeres y hombres libres y formadas políticamente.

MIENTRAS EXISTA EL YUGO DEL CAPITALISMO, LA LUCHA CONTINUA, LA LUCHA ES NECESARIA E INEVITABLE

 

PRIVATIZACIONES ENCUBIERTAS DE POLIDEPORTIVOS MUNICIPALES

GOBERNAR CON ENGAÑOS TRAICIONA LOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE AHORA MADRID

Poco ha tardado el gobierno de Ahora Madrid, con la excepción de algunos concejales, en adaptarse a las viejas prácticas de los partidos tradicionales. Ha sido pisar moqueta y producirse un cambio en su programa electoral.

Del compromiso inicial de remunicipalizar los cinco polideportivos que finalizan la concesión de la  gestión y explotación a empresas privadas, han pasado a volver a privatizarlos.

Y lo que es más grave, el intento de vender (engañar) a la opinión pública y sus votantes de que se trata de una remunicipalización, muestra una vez más que quienes dirigen Ahora Madrid, con Carmena a la cabeza, mantienen una actitud imperdonable para quienes pretenden mostrarse como los defensores del cambio, y toca la línea de flotación del proyecto PODEMOS. Si el comportamiento y las políticas de Ahora Madrid en aspectos fundamentales son las mismas que las del PP-PSOE, ¿para qué os necesitamos?

Los cinco polideportivos que supuestamente se iban a remunicipalizar, se han vuelto a ceder a empresas privadas, eso sí, colocando a un director a dedo en cada polideportivo. Así pretenden “venderlo” como una remunicipalización, lo que es un insulto a la inteligencia de sus votantes y de lxs trabajadorxs.

En definitiva, continúan con la política de privatizaciones del PP y dan un paso más, instaurando en el Servicio Municipal de Deportes el mismo modelo que en los centros culturales, donde ya se destruyeron casi un millar de puestos de trabajo.

Esta medida, consentida por los sindicatos de cara a la campaña electoral, supone una pérdida de empleos y apoyo implícito por parte de Ahora Madrid de mantener la precariedad de los trabajadorxs de las empresas concesionarias, que darán servicio a los ciudadanos. A la vez que impiden el traslado y la promoción del personal municipal.

 

REMUNICIPALIZACIÓN DE TODOS LOS SERVICIOS PRIVATIZADOS CON SUBROGACIÓN DE TRABAJADORES Y EL CONSIGUIENTE REFUERZO DE PLANTILLA

 

¿Realmente es necesario otro sindicato en el Ayuntamiento?

Estamos organizando COBAS como respuesta a la derechización de los sindicatos, frente a un modelo de sindicalismo instaurado en la que los trabajadores sólo cuentan, cada cuatro años, en las elecciones sindicales.

Consideramos imprescindible abordar la situación laboral desde un punto de vista de clase, no desde una perspectiva individual o de colectivos concretos. Todos somos trabajadorxs y debemos buscar soluciones para todos.

Apostamos por la democratización de la negociación colectiva, por la participación activa de trabajadorxs en la misma, y eso sólo se consigue facilitandoles las herramientas adecuadas para ello, no sólo para un pequeño grupo de mentes que configuran una ejecutiva o una pequeña reunión de afiliados, sin dar pié a la participación del resto de trabajadorxs.

No venimos a competir con nadie, COBAS se ha creado para generar debate y facilitar la participación de trabajadorxs en la toma de decisiones, para escuchar a los compañeros y compañeras con independencia de su afiliación sindical y elaborar todos juntos las propuestas que defendamos como sindicato.

Entendemos que el debate y la participación enriquece la lucha, reforzando el carácter colectivo y  evitando la corrupción de los “dirigentes”, no hay otra vía, la honradez no es suficiente.

Sólo con la lucha se consiguen buenos acuerdos, sólo con ella se defienden los puestos de trabajo. En ninguna mesa, negociación, o despachos se ha conseguido nada que no sea a costa de  pérdidas de derechos individuales o colectivos.

Mejoramos a cambio de precarizar a otros trabajadores, como en el caso de las privatizaciones, mejoran unos colectivos a costa de vender derechos, jornada, días, etc. y de traspasar dinero de los colectivos más pequeños o que tienen menos fuerza, a los grandes colectivos.

Un ejemplo claro es el caso de laborales, se rebaja sustancialmente el premio de años de servicio, o la cuantía por trienios y a la vez se sube de nivel  o se aumenta el abono por trienios al grupo A1.

Todo como consecuencia de la parcelación de la negociación por colectivos, lo que lleva a resultados insatisfactorios para una mayoría y al descrédito sindical.

Y ese tipo de negociación está acabando con la fuerza de más de 25000 trabajadorxs municipales, que en estos momentos están totalmente desmovilizados como consecuencia de la política sindical de los últimos 15 años. Fuerza que sería imparable si sindicalmente se estuviera apostando por la lucha y no por el pasteleo, del que sólo sacan beneficio un pequeño grupo, los de siempre y sus copartícipes, cómplices necesarios.