NUEVO ATAQUE AL SERVICIO PÚBLICO

14 NUEVOS POLIDEPORTIVOS 

SE ENTREGAN A EMPRESAS PRIVADAS

¿NOS ENCONTRAMOS ANTE EL PRINCIPIO DEL FIN DEL SERVICIO MUNICIPAL DE DEPORTES?

Si PP, Ciudadanos y VOX, no se encuentran con una respuesta contundente por parte de trabajadorxs y sindicatos, la paulatina desaparición del servicio se convertirá en un hecho. Todavía estamos a tiempo, como en ocasiones anteriores podemos y debemos parar este despropósito que sólo traerá un empeoramiento de las condiciones de lxs trabajadorxs y un peor servicio.

Mientras que algunos sindicalistas juegan al “sálvese quien pueda” la derecha lo tiene muy claro, como ya han hecho en otros sectores, sanidad, educación etc, están decididos a meter mano en el negocio del deporte, y nada mejor que jugar con terrenos y dinero público para hacer un negocio redondo. Según sus propias declaraciones a los medios, ”cualquier instalación deportiva de nueva construcción va a ser a través de ese modelo”, refiriéndose al modelo publico-privado, es decir, empresarios haciendo caja con lo que es de todos. No les es suficiente con sacar beneficio con sus gimnasios privados, quieren beneficiarse de los terrenos e instalaciones públicas (es mas barato y si les va mal ya les rescatará el Ayuntamiento).

Las instalaciones que se quieren entregar a manos privadas de momento son estas:

Valdebebas (distrito de Hortaleza), Sanchinarro (Hortaleza), Las Tablas (Fuencarral-El Pardo), Montecarmelo (Fuencarral-El Pardo), Paseo de la Dirección (Tetuán), El Cañaveral (Vicálvaro), Butarque (Villaverde), Doctor Esquerdo 138 (Retiro), Cuatro Vientos (Latina), otra en San Blas, La Cebada (Centro), Ensanche de Vallecas, (Villa de Vallecas), Cuatro Caminos (Tetuán) y el Mistral (Barajas).

La construcción de estas instalaciones y su puesta en marcha en gestión pública, sería una gran noticia para la plantilla, permitiendo la contratación de personal interino, en lugar de darles la patada con las convocatorias, podrían seguir trabajando con nosotros, son centenares de nuevas plazas a crear. Para los fijos igualmente se abriría un oportunidad de promoción, traslados, conciliación. En definitiva sería una buena puerta hacia la esperanza y el futuro del Servicio Municipal de Deportes, acabando con esta inercia hacia la desaparición.

Nos encontramos en un punto critico en el que se va a decidir el futuro de todos nosotros como colectivo, o avanzamos hacia el futuro o la batalla cada vez será mas dura. 

Desde COBAS vamos a intentar unificar al máximo de compañeras y compañeros, sindicatos y asociaciones para defender el Servicio Publico.

Para ello estamos proponiendo un serie de reuniones, en primer lugar la del Comité de Empresa, quien tiene que ser contundente, pero también vamos a intentar coordinarnos con organizaciones vecinales y deportivas de barrio para organizar  las movilizaciones.

SÓLO CON LA MOVILIZACIÓN SEREMOS CAPACES DE PARAR LA PRIVATIZACIÓN

Basta de precariedad en el Ayuntamiento Madrid

¡Ya no contarán los méritos!

El pasado 22 de febrero conocimos que tras mas de 15 años por fin se iba a realizar una oferta de empleo público en el Ayuntamiento de Madrid (Instalaciones Deportivas). Una oferta, sin embargo, que ha resultado completamente ridícula: 56  plazas de operario/a, es decir, si tenemos en cuenta los 4 años de Gobierno de Ahora Madrid, una media de menos de 15 plazas por año. Y en un sector, las instalaciones deportivas, donde más del 70% de la plantilla es personal interino, con algunos compañeros y compañeras encadenando contratos desde hace 25, 20 o 15 años. ¿Es esta la política de un Ayuntamiento del cambio? ¿Es así como Ahora Madrid y las organizaciones que lo componen (Podemos e Izquierda Unida) luchan contra la precariedad? ¿Es este el modelo laboral que defienden? ¡No echamos al PP del Ayuntamiento para esto!

Y no solo eso. También hemos conocido que se han cambiado los criterios de la convocatoria de cara a acceder a dichas plazas, que se realizarán por pura oposición, sin que puntúe ningún tipo de merito. Algo insólito. ¿Por qué este cambio de criterio? ¿Por qué se excluyen los méritos de muchas y muchos trabajadores que llevan años desempeñando sus funciones? ¿No es más lógico y justo que se tenga en cuenta dicha experiencia de cara a consolidar sus puestos de trabajo, convirtiéndolos de interinos en personal fijo del Ayuntamiento? ¿Por qué no se hace como se ha hecho hasta ahora, contando dicha experiencia en un 40%? ¿Que pretende Ahora Madrid? ¿Quizás ahorrase los gastos en trienios? ¿Evitar consolidar los puestos de trabajo de trabajadoras y trabajadores que ya tienen una serie de derechos adquiridos? Es la única explicación lógica que encontramos. Una explicación que encaja con la filosofía que ha caracterizado a este equipo de Gobierno durante los últimos 4 años: garantizar el pago de la deuda, es decir, los intereses de bancos y constructoras, por encima de las necesidades de las y los madrileños, y de las y los trabajadores del Ayuntamiento de Madrid.  

Lo peor de todo es que esta oferta pública de empleo ha sido firmada por dos de los sindicatos del Comité de Empresa: CSIF, y lo que es peor aún, CCOO. Desde Cobas queremos manifestar nuestro rechazo a este cambio de criterios, ya que es injusto para muchos compañeros y compañeras que llevan años y años trabajando de interinos, habiendo demostrado su capacidad en la práctica para cubrir dichos puestos, y porque es un intento de degradar una vez más las condiciones laborales del conjunto de la plantilla. Con este criterio se pueden consolidar nuevas plazas con nuevo personal, que lógicamente tendrá menos derechos adquiridos que otros compañeros y compañeras con años de trabajo en instalaciones deportivas. Nos encontramos ante un recorte disfrazado, con el objetivo de continuar perpetuando la precariedad laboral entres el personal de instalaciones deportivas. ¡No nos engañan! 

Después de cuatro años de Gobierno de Ahora Madrid, no se ha producido ningún cambio fundamental en las condiciones de las y los trabajadores de instalaciones deportivas, e incluso la tasa de interinidad, en vez de reducirse, ha aumentado en más de un 10%. No ha existido voluntad política para acabar con esta situación. No solo se ha renunciado a la remunicipalización de las instalaciones privatizadas, garantizando el modelo de negocio instalado por el PP, sino que ni siquiera se han intentado llevar adelante planes para ir transformando el empleo precario en empleo de estable y de calidad. ¿No podían haberse sacado cada año 100, 150 o 200 plazas, de cara a que parte de ese 70% de interinos pudieran dejar de serlo? 

Desde Cobas vamos a iniciar una campaña, en primer lugar para informar sobre esta lamentable decisión. Llamamos a los sindicatos del Comité que no han firmado esta oferta de empleo público a que la denuncien junto a nosotros, y exigimos a CCOO y CSIF que retiren su firma de ese acuerdo que solo busca lavar la cara de Ahora Madrid de cara a las elecciones, y que cambia los criterios con un solo objetivo, seguir profundizando la precarización de nuestra plantilla. Por otro lado, y teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones municipales, desde Cobas iniciaremos una campaña de cara a impulsar y organizar movilizaciones para empezar a revertir la situación de precariedad que sufrimos. No es aceptable una tasa del 70% de interinos, y la única explicación sabemos cual es, tener margen el día de mañana para poder, no renovando dichos contratos, ejecutar despidos masivos. Así ocurrió tras el estallido de la crisis económica con las y los profesores en la Comunidad de Madrid, y en muchos otros sectores. Queremos empleos estables y de calidad, y que se deje de hablar de precariedad en abstracto, como hacen muchos de los concejales de Ahora Madrid, para después aplicar políticas que fomentan y consolidan dicha precariedad. ¡Basta de palabras, queremos hechos!  

¡Organízate con Nosotros para acabar con la precariedad que sufrimos los interinos!

¡Empleo estable y digno ya!

AhoraMadrid y los Sindicatos subvencionados ratifican el convenio del Partido Popular

Gallardón, Botella y ahora Carmena coinciden en su política de personal, para ello cuentan con la ayuda inestimable de las cúpulas sindicales de CSIF, CC.OO y UGT

Con la firma del Acuerdo Convenio se santifica la política de personal implantada por los gobiernos del PP durante los últimos 20 años. Hemos pasado del ¡Sí se Puede!, al ¡Todo sigue igual! con total naturalidad. 

No podemos obviar que detrás del Acuerdo Convenio se esconde una hoja de ruta cuyo destino es la desaparición de una parte de los servicios públicos y su privatización. 

Ayuntamiento y sindicatos, mientras que con una mano firman cláusulas engañosas de mantenimiento de la gestión pública, con la otra privatizan sin pudor. Utilizan las armas de cualquier trilerx callejerx, el despiste para que parezca que es lo que no es. Poco han tardado lxs ediles de Ahora Madrid en aprender a utilizar el engaño y las verdades a medias para tapar sus vergüenzas. Pero nada de ello sería posible sin la inestimable colaboración de sus partenaire (colaboradorxs sindicales).

Hemos perdido un momento histórico para demostrar que la izquierda de Madrid tiene un proyecto de relaciones laborales y de gestión que se diferencia sustancialmente del modelo del PP. 

Un modelo participativo, revolucionario, en el que las relaciones entre trabajadorxs se alejen del modelo de los cuarteles y se acerquen al sentimiento del 15M que llevó a Ahora Madrid a la Alcaldía. Se ha optado por renunciar a cualquier avance apostando por un acuerdo conservador y clasista, perpetuando los recortes de personal, el amiguismo, y la distinta vara de medir según la posición que se ocupe en el escalafón.

En el Acuerdo Convenio no hay un sólo avance significativo, ni siquiera llegamos a recuperar las condiciones anteriores al Acuerdo Cangrejo, que tantos y tantas compañeras rechazamos; apenas nos devuelven los dos puentes y los dos días por convenio, eso sí, todo con un texto farragoso.

Además se continua con un intento de venta de tiempo por dinero, lo que se traduciría en un aumento  real de la jornada de colectivos que trabajan fines de semana alternos, pero una vez más se excluiría al personal a tiempo parcial con contrato de fin de semana.

En definitiva la derecha vuelve a ganar con un acuerdo totalmente asumible por PP, Ciudadanos o VOX, y una oportunidad perdida para lxs que se autodefinen como de Izquierdas o progresistas.

ENTRANDO EN MATERIA

Para empezar, el texto es conscientemente farragoso, lo que lleva a distintas interpretaciones; pero hay una que siempre está clara, la corporación tiene la última palabra y en cualquier momento puede modificar derechos que se nos están vendiendo como conquistas, como por ejemplo los dos días que nos faltaban de los 8 de asuntos propios: para decir que se pasan de 6 a los antiguos 8 días se escribe un folio y medio.

En Selección y Desarrollo profesional, más de lo mismo, ni un sólo avance significativo. En definitiva un copia y pega del anterior y algún añadido obligado por ley, que ya se recoge en el TREBEP.

Ningún compromiso de un control real de las listas y bolsas, o la convocatoria automática en caso de que estas se agoten.

Ningún guiño a lxs trabajadorxs que habiendo aprobado una convocatoria, y a lxs que mediante el acuerdo de clasificación se les ha cambiado la titulación exigible, puedan concursar en traslados, promoción, etc.

Ninguna mención a lxs interinxs de larga duración que, debido a la irresponsabilidad de la corporación llevan años trabajando con nosotros, y que ante una oposición se quedarán fuera.

Se continua y santifica los nombramientos a dedo, eso sí con la participación de los sindicatos en el reparto del pastel.

Se renuncia a la equiparación de los trienios, demanda histórica de los sindicatos de clase en la administración pública.

Se renuncia a la necesidad legal de los laborales de llegar a acuerdos con los representantes de lxs trabajadorxs a la hora de cualquier modificación de la RPT.

Se renuncia a la obligatoriedad de llegar a acuerdos en materias que recoge el Estatuto de lxs Trabajadorxs para laborales y se anulan partes fundamentales de las funciones del Comité de Empresa (Único órgano elegido por y entre lxs trajadorxs).

Se permiten jornadas superiores a las 35 h.

Si así lo determina la dirección y por necesidades de servicio, se podrán trabajar los días de libranza. 

Con carácter general y de ordinario no se trabajarán más de siete días consecutivos, a salvo de lo que en esta materia se establezca en acuerdos específicos.

Se reduce el periodo de descanso entre turno y turno de 14h a 12h, rebajándolo a cómo marca el ET y renunciando a lo establecido en convenio anterior.

Se intenta vender los días de compensación por trabajar domingos y festivos, aumentando la jornada anual de estxs trabajadorxs. No se establece ningún mecanismo de control, por lo que nos tememos que pasará como ya pasó con las horas extraordinarias en algunos servicios: compañerxs que las tuvieron que hacer nunca las cobraron y otrxs las cobraban de forma habitual y sin un mínimo de control serio, he incumpliendo la empresa los tramites que exige la ley. No obstante todo esto está en el aire, porque aunque los sindicatos dicen que se ha cambiado los días por dinero, en ningún lado lo pone y de hecho la corporación niega que eso sea así.

Por otra parte, se dejaría nuevamente fuera de este abono al personal a tiempo Parcial de Fin de semana y sin ningún tipo de regulación especial.

Aparece que se estudiará la posible desaparición del grupo E de funcionarixs, la creación del grupo B y el estudio del C. Si realmente estuvieran interesadxs en modificar el grupo E y C se podría haber metido en convenio sin mayor problema. Cosa distinta el grupo B que tiene que ser creado por la CAM. Por lo que todo suena a un nuevo brindis al Sol.

El resto del texto fortalece la posición de la empresa frente a los trabajadorxs y posibles reclamaciones, y deja para unos futuribles desarrollos sin ningún tipo de compromiso los temas que podrían ser de mayor interés para lxs trabajadorxs.

En definitiva y como decíamos al principio, una oportunidad perdida para haber implantado una regulación progresista e innovadora que ilusionara a los trabajadores con la posibilidad del cambio real. Pero para eso hacía falta una visión y propuestas desde la izquierda y no una apuesta por el continuismo de la política en personal del PP.

¡Sin Asambleas y sin participación, la empresa vuelve a ganar!

¡La falta de participación democrática de lxs trabajadorxs, continua debilitando al movimiento sindical!

¡ Por un sindicalismo de clase sin dependencia económica del patrón !